domingo, 30 de septiembre de 2012

¿Por qué no hay frutas azules?


No es muy común ver frutas de color azul. De hecho, no es frecuente ver alimentos de este color. Tenemos toda una gama de tonos en la naturaleza, rojo, verde, morado, amarillo, naranja... pero azul nada de nada*.


El motivo principal es que el azul quita el hambre, y los árboles lo saben. La función de muchas frutas es llamar la atención de un animal, que este se la coma y que esparza las semillas lejos de la planta madre. Como el azul es el color que menos llama la atención a un hambriento, cuanto menos azul tenga un fruto, más posibilidades habrá de que se lo coman. A esto se suma que muchos animales no son capaces de distinguir el color azul.

Los seres humanos también nos aprovechamos de estas coloridas propiedades. Existen gafas especiales que quitan el apetito, para adelgazar, y lo único que tienen de especial son los cristales tintados de azul que te hacen ver el mundo de este color. El hambre se calma al verlo todo azul. Los raticidas también son de color azul para que no llamen la atención de los animales no indicados y  los ingieran por accidente. Los fabrican lo menos apetecible posible. Cuando llega la noche los roedores salen a buscar comida y al estar todo oscuro solo pueden apreciar una figura en blanco y negro, sin color.

En la otra esquina del ring tenemos el color rojo, que aviva las ganas de comer. Piensa en todos los negocios dedicados a la alimentación que utilizan el color rojo. ¡Hay muchos!
 

*Salvo los helados de los Pitufos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada